Características de memorias industriales


Los productos GOODRAM Industrial emplean las últimas tecnologías para garantizar la fiabilidad hasta un valor TBW (Total Bytes Written) determinado. Son las características más importantes de las memorias que permiten aprovecharlas en la industria.

Características de la tecnología flash

Las celdas de las memorias NAND Flash se desgastan pudiendo provocar errores accidentales en los datos almacenados. GOODRAM Industrial utiliza algoritmos avanzados (LDPC / BCH) que detectan y reparan errores, siendo al mismo tiempo adecuados para la tecnología empleada. Esto garantiza el alto nivel de seguridad de los datos hasta determinado índice de TBW.

Las memorias NAND Flash tienen un número concreto de ciclos de programación/eliminación. Para garantizar una larga vida útil del producto, los datos se deben repartir de manera uniforme entre los bloques de memoria. Para ello, la memoria industrial introduce algoritmos avanzados de compensación del desgaste. Esto significa que determinados bloques de memoria no se desgastan debido a múltiples escrituras en una ubicación concreta.

En las unidades de memoria NAND Flash algunos bloques de memoria pueden ser inútiles. Esta situación tiene lugar durante el proceso de elaboración de los dispositivos y su posterior utilización, por ejemplo debido al desgaste. Esos bloques se deben excluir del uso. La exclusión se consigue mediante la capacidad de detección y desconexión de bloques de memoria inútiles.

S.M.A.R.T. La tecnología S.M.A.R.T. (Self-Monitoring Analysis and Reporting Technology) sirve para el autodiagnóstico y la preparación de informes con el fin de la elaboración de previsiones y detección de errores de funcionamiento básicos. En el caso de los discos SSD, los resultados de tal autodiagnóstico y las estadísticas de desgaste se pueden obtener aprovechando la interfaz estándar. En el caso de las tarjetas de memoria, tales como las tarjetas SD, para acceder a esos datos se necesita un software especial.

TRIM es un comando definido por el estándar ATA que permite al sistema operativo informar al controlador acerca de los sectores que contengan datos obsoletos. Esto permite al algoritmo Wear Levelling no transmitir datos expirados entre los bloques, lo cual se traduce en el aumento de la vida útil del disco.

Este término se refiere a la capacidad de la memoria no disponible al usuario. El límite de capacidad disponible hace que los mecanismos utilizados para la organización de los datos almacenados se utilicen con menos frecuencia, lo cual incrementa el número de operaciones por segundo (IOPS) y reduce la potencia de registro. Gracias a ello, se consigue mejorar la velocidad de registro y aumentar la vida útil del dispositivo.

La interfaz SATA utiliza dos modos de alimentación reducidos: modo parcial y modo descanso. En el modo parcial, la potencia utilizada por la interfaz se reduce a unas cuantas decenas de mW, mientras que el tiempo de activación no excede 10 μs. En el modo descanso, el consumo de energía queda aún más reducido, y el tiempo de activación puede ascender a 10 ms. El modo parcial y el modo descanso se pueden iniciar por el equipo host del ordenador (HIPM) o el dispositivo de memoria de almacenamiento masivo (DIPM). Los discos SSD pueden ofrecer también el modo DevSleep que inicia el modo de descanso profundo («device sleep») del soporte para reducir sustancialmente el consumo energético del mismo. Los modos de alimentación reducida permiten lograr un tiempo de funcionamiento prolongado de los dispositivos móviles sin necesidad de carga.