15. cumpleaños de la marca GOODRAM


Última modificación: 27 diciembre 2018

Celebramos un aniversario

Este año, el aniversario de GOODRAM, marca fundada en 2003, supone un hito significativo que acentúa la ambición de desarrollo de la empresa silesiana que, de un pequeño negocio familiar, se ha convertido en una marca conocida en todo el mundo. «Desde que se fabricó el primer módulo RAM en la línea de Łaziska Górne, hemos vendido decenas de millones de productos provistos del logotipo GOODRAM en todo el mundo. Hoy en día, la marca está presente en 54 países y el 70% de la producción se realiza con el motivo de exportación.», comenta Wiesław Wilk, presidente de Wilk Elektronik.

Los inicios de la marca GOODRAM remontan a finales de 2003 y están estrechamente vinculados con el lanzamiento de la primera, y por ahora única en esta parte de Europa, línea de fabricación de memorias de ordenador. La tiene el fabricante Wilk Elektronik. Inicialmente, el logotipo GOODRAM aparecía solamente en los módulos de memoria, pero con el tiempo, también se empezó a indicar en las memorias USB, anteriormente fabricadas con la marca GOODDRIVE, las memorias flash y los discos SSD.

«A lo largo de los últimos 15 años, nuestra gama ha ofrecido múltiples productos que puedo llamar emblemáticos y que a menudo nos han ido abriendo puertas a nuevos mercados o clientes. En retrospectiva, podemos decir que nos sentimos orgullosos de haber sido capaces de fabricar y promocionar productos como el módulo de memoria GOODRAM PRO o la serie GOODRAM Play.

A menudo «hacíamos un guiño» a nuestros clientes al introducir, por ejemplo, memorias USB aromatizadas GOODRAM Fresh, teniendo que advertir a los clientes de que no se las comieran, o bien, el famoso juego de memorias USB con adaptador y lector.»

«Desarrollando la marca, nuestros comerciales han viajado por todo el mundo. ¡Tan solo en 2007 en el marco de la feria ICC recorrimos 15.000 km! Ello nos permitió entablar una relación de cooperación con clientes de toda Europa, Rusia, Ucrania y, más tarde, también de África.», subraya el presidente de Wilk Elektronik. Los nuevos clientes y los nuevos mercados inspiraban la empresa a perseguir el desarrollo y la ampliación de la oferta en nuevos productos y soluciones. Así, en 2010 la oferta de la marca GOODRAM se complementó con los primeros discos de consumo SSD cuyo nombre aludía a las series emblemáticas de la marca: PRO y Play.

«Los nuevos productos nos obligaron a modernizar la línea SMT. En 2013 teníamos la línea de fabricación más moderna en esta parte de Europa: una línea de Panasonic. Solamente una máquina puede colocar incluso 70.000 componentes en una hora, tiempo en que la línea de producción realiza 350 módulos de memoria acabados»

La rapidez de reacción es un factor clave en un mercado tan dinámico y variable como el mercado informático. No obstante, «rápido» no siempre significa «bien». La marca se ha planteado el objetivo de proporcionar productos de alta calidad en el plazo establecido. Lleva años cumpliendo con dicha meta.

«El proceso de pruebas de las memorias es mucho más largo que la propia fabricación de las mismas. En la actualidad, utilizamos más de 400 plataformas de ensayo para verificar cada memoria DRAM fabricada. Aunque las pruebas aumentan el período de producción, hemos calculado el coste y el tiempo de su realización en todo el proceso. Hemos prestado mucho esfuerzo para ganar la confianza de nuestros clientes, por lo que no dejamos de mejorar los procesos y los productos, buscando nuevas soluciones para no abusar de esa confianza».

GOODRAM piensa inaugurar el aniversario ya en la próxima feria IFA. Una parte fija del aniversario consistirá en la presentación de novedades, incluidas unas versiones limitadas de los productos ofrecidos. Los productos de aniversario elegidos por el fabricante son unas versiones especiales de los productos más populares de GOODRAM: discos SSD de la gama CX y módulos DDR4. Ambos productos se distinguen por unas carcasas singulares recubiertas de esmalte con efecto de camaleón. Según el ángulo del que miremos el SSD o módulo, lucirá otro color, haciendo que cada ordenador gane un aspecto excepcional.

El primer producto es el SSD CX400 de 256 GB de capacidad, el cual alcanza la velocidad de transmisión secuencial de hasta 550 MB/s y la velocidad de transmisión en modo aleatorio de hasta 85.000 IOPS. Otro producto son los módulos de memoria DDR4 en formato DIMM con una frecuencia a nivel de 3200 MHz y la capacidad de 8 o 16 GB.

Nos sentimos orgullosos del camino recorrido con GOODRAM y el lugar que ocupa hoy día esta marca en el contexto de nuestra posición en el mercado y los productos ofrecidos , comenta Wiesław Wilk, presidente y fundador de Wilk Elektronik SA. Los últimos años de desarrollo dinámico parecen indicar que a pesar de contar ya con 15 años de experiencia, los mejores años todavía están por delante. Próximamente las versiones especiales de memorias RAM y SSD se ofrecerán en el mercado en cantidades limitadas. Gracias a estos grupos de productos, el fabricante polaco se ha ganado el reconocimiento alrededor de todo el mundo.